¿ENGORDAN LOS FRUTOS SECOS?

Los frutos secos han sufrido una fama que no se merecen y además se les han otorgado una serie de mitos. Si hay algo que destaca en los frutos secos además de la cantidad de fibra y de proteína que contienen (más presente en unos que en otros) es que son excelentes fuentes de grasas saludables.

Pero ¿El simple hecho de ser un alimento con un alto porcentaje de grasas saludables significa que sean poco saludables? Rotundamente no.

Los frutos secos tienen una característica en común y es que contienen menos de un 50% de agua y es uno de los alimentos con mejor calidad de nutrientes de origen vegetal.

Que un alimento sea más o menos calórico no significa que sea más o menos saludable, lo que tenemos que tener claro es la composición de ese alimento. Si nos centramos en los frutos secos, sabemos que son un alimento más calórico, pero por su alto contenido en grasa. 1 gramo de grasa supone 9kcal frente a 1 gramo de hidratos de carbono o de proteína que nos aportan 4kcal pero esta grasa, es igual de necesaria que el resto de macronutrientes.

El problema principal es la criminalización que han sufrido las grasas en nuestra sociedad. La gente escucha la palabra grasas y ya tiene a ponerse las manos a la cabeza, a pensar que es un “mal alimento” pero tenemos que saber que nada tienen que ver las grasas saturadas, las que provienen de alimentos como la bollería industrial, con las grasas saludables que contienen los frutos secos, el pescado azul…

Consumir fuentes de grasa saludables como los frutos secos nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares, a una buena salud hormonal, a sentirnos más saciados, a evitar enfermedades cardiovasculares.

Los frutos secos en sí, no serán los que nos harán engordar, lo que nos hará engordar será un mal consumo de los mismos o que nos excedamos en nuestros requerimientos diarios.

Existen muchas maneras de consumir frutos secos y las que debemos evitar son las versiones fritas, caramelizadas, azucaradas, saladas con miel… y debemos priorizar los frutos secos crudos, tostados y en forma de crema dónde el 100% de esa crema o una gran proporción es el fruto seco en cuestión.

Por tanto, se trata de un alimento que bien consumido, nos ayudará a combatir el sobrepeso y a la vez tener un patrón de alimentación saludable.

Es común que la gente tienda a ir a ver las etiquetas y al observar que una crema de frutos secos tiene más de 600 kcal le entre el pánico pensando que este alimento “engorda mucho” pero no es así.

Al ser un alimento tan calórico, su poder saciante será más elevado y con una cucharadita, unos 10 – 15gr estarás cubriendo tus requerimientos a la vez de que estarás consumiendo un superalimento.

Además, al estar consumiendo este tipo de productos, es muy posible que estemos reemplazando alimentos mucho menos interesantes ya que, si por ejemplo nos hacemos un bowl de kéfir con frutos rojos y frutos secos, nos sentiremos tan saciados, nutridos y realizados que no necesitaremos consumir otros productos menos interesantes que debido a sus altas cantidades de azúcar, grasas saturadas y aditivos lo único que hacen es generarnos la necesidad de querer consumir más.

Como curiosidad… ¿Sabías que los cacahuetes no son un fruto seco? 

Los cacahuetes son una legumbre, pero sus proteínas y características, nutricionalmente hablando, son muy parecidas a las que contienen los frutos secos de cáscara, de ahí a que la mayoría de los dietistas / nutricionistas los englobemos en esta área. 

Una de las principales dudas que nos planteamos a la hora de reducir nuestro consumo de carne, es de dónde obtener las proteínas necesarias para nuestra correcta alimentación.

Aunque existen numerosas fuentes vegetales a las que podemos acudir, los frutos secos son una de las más recomendadas y saludables. Para terminar os dejamos un ranking de los frutos secos con más proteína por cada 100g👇

Los frutos secos con más proteína vegetal

Deje un comentario