PROTEÍNA: TODO LO QUE DEBES SABER

Las proteínas son moléculas que contienen Carbono, Hidrógeno, Oxígeno en su composición y a diferencia de las grasas y los glúcidos (Hidratos de Carbono) también contienen Nitrógeno.

Pero, ¿porqué es importante que aseguremos un consumo suficiente de proteína? Porque las proteínas, poseen diferentes funciones en el organismo.

  1. Función estructural: En tejidos y órganos, por ello decimos que es la que nos ayuda a mantener y construir la masa muscular.
  2. Función reguladora: Consumir suficiente proteína nos ayuda a regular
    nuestras hormonas y neuropéptidos.
  3. Función de transporte: En células sanguíneas y proteínas de transporte.
  4. Función inmunitaria: Nos ayuda a que nuestras células inmunitarias funcionen correctamente.
  5. Función energética: Intervienen en parte de la energía que necesitamos.

Y, por tanto, un déficit o carencia de esta, podría desencadenar a desequilibrios en nuestros tejidos, órganos, sistema inmune, hormonas…

La proteína, podemos encontrarlas en lácteos, pescado, huevos, carne, leguminosas y frutos secos principalmente. Como curiosidad, la proteína del huevo es considerada como la proteína de referencia para los humanos, teniendo un alto valor biológico.

En general, los alimentos de origen animal poseen proteínas de un valor biológico más alto que las de origen vegetal, aunque cabe destacar que los alimentos de origen animal aportan colesterol, grasas saturadas y purinas, lo que un exceso de estos, puede estar asociado a problemas de salud.

Pero… ¿significa esto que tenemos que cuanta más proteína consumamos mejor? Definitivamente no.

Como hemos comentado, las proteínas contienen nitrógeno y el nitrógeno solo puede ser eliminado a través de la orina, en forma de urea. Por tanto, una ingesta elevada de proteína supone un aumento de la excreción de la urea y para poder eliminar esta urea correctamente deberemos beber suficiente agua.

Lo importante, es tener en cuenta qué cantidad de proteína debemos consumir en función del momento en el que nos encontremos; embarazo, infancia, adolescencia, déficit calórico, vejez, el tipo de ejercicio físico que se está llevando a cabo… ya que no es interesante ni un exceso ni una carencia de proteínas.

Un exceso de proteínas nos puede ayudar a:

  • Subir nuestro % graso
  • Incrementar el ácido úrico
  • Una sobrecarga orgánica (hígado, riñón…)

A su vez, una carencia de proteínas en la dieta será la responsable de:

  • Una disminución del rendimiento
  • Pérdida de masa muscular
  • Disminución del metabolismo basal.

Otra pregunta muy común es cuantos gramos de proteína debemos consumir al día y esto, dependerá de diferentes factores. A grandes rasgos, ara los deportistas de resistencia, la ingesta recomendada es de 1,2 / 1,4 gr/kg de peso corporal/día. Para los deportistas de fuerza y potencia, es de 1,4 / 1,8 gr/kg de peso corporal/día.

En nuestra sociedad actual, se le da tanta importancia a un correcto consumo de
proteína porque tendemos a olvidarnos de ella. Nos hacemos una tostada de pan (hidrato de carbono) con aceite de oliva (grasa) pero… ¿y la proteína? También tendemos a tomar un gran plato de pasta (hidrato de carbono) con aceite de
oliva (grasa), ajo y sal, pero… ¿Y la proteína?

En conclusión, debemos consumir suficiente proteína ya que la proteína nos ayuda a sentirnos más saciados, a mantener nuestra masa muscular, tener reguladas nuestras hormonas, nuestro sistema inmune, tener la suficiente energía y ayudar a las células sanguíneas y proteínas de transporte, pero no caigamos en el error de pensar que más es mejor. 

 

Deje un comentario