10 TIPS PARA CUIDAR TU ALIMENTACIÓN EN VERANO ☀️

Sabemos que el sol, la playa y el buen tiempo hace que mantener una alimentación equilibrada y saludable sea mucho más complicado. Salimos mas a comer o cenar fuera, tardes en terrazas, chiringuitos… En definitiva, nuestra rutina cambia con mayores excesos.

Mejorar nuestros hábitos alimentarios en verano es posible si comemos con cabeza y aplicamos el sentido común, hoy queremos ayudarte con estos 10 consejos básicos para cuidar tu alimentación en esta época del año:

1- Mantente bien hidratado. Bebe 2-3 litros de agua al día. Ten a mano siempre una botella de agua, así evitamos que se te olvide beber y que confundas sed con hambre. ¿Sabías que cuando sientes sed significa que empieces a estar deshidratado? 💦

2- Asegúrate de cubrir tus requerimientos proteicos. Te ayudarán a mantenerte saciado y a mantener tu masa muscular. Puedes llevar una de nuestras Mini Whey en el bolso o en tu maleta de viaje. 

3- Si te gustan los postres dulces, recurre a la fruta, al yogur, a las infusiones y al café. 

4- Aprovecha la cantidad de fruta tan buena que tenemos en verano para que se conviertan en tu snack favorito e incluso, versiónala y haz helados con ellas. 

5- Antes de decidir dónde vais a comer echa un vistazo al menú o a la carta que tienen para ver si se adapta a tus gustos y te acerca a tu objetivo.

6- Si vas a comer fuera pide siempre un primer plato de verdura: Verdura a la plancha, cruda (ensalada), al vapor, brasa… te ayudará a saciarte y es una gran fuente de nutrientes y fibra. Un segundo plato en el que la mitad del plato la conformen vegetales, una guarnición de calidad con una fuente de hidrato de carbono como una patata asada y un cuarto de proteína cocinada saludablemente, evitando frituras o tempuras y priorizando la plancha, el horno, el vapor…

7- Acompaña tu plato de una fuente de grasa saludable como aceite de oliva virgen extra, aguacate, frutos secos, aceitunas…

8- Evita el alcohol y los refrescos azucarados. Limítalos a ocasiones esporádicas. Recurre a agua, agua con hielo, limón, pepino… agua con gas, agua con gas y limón, infusiones frías o calientes, café… y si algún día te apetece, puedes consumir un refresco sin azúcar. 

9- Versiona tus recetas favoritas. En lugar de tomar un helado azucarado menos interesante nutricionalmente hablando prepárate un helado saludable con fruta o con proteína en polvo, un chorrito de agua y cúbrelo de chocolate negro e incluso unos frutos secos, ¡nada que envidiar y mucho mejor! 😋

10- Y sobre todo... ¡Disfruta y encuentra el equilibrio! ⚖️

                       

                      Deje un comentario